Descripción del proyecto

Bajo un viaducto de la carretera nacional N-629, afectada por su servidumbre y sus dos cauces de drenaje. Afectada, también, por la zona de policía de cauces de la margen derecha de los ríos Toberas y Ruahermosa. Clasificada como suelo rústico de especial protección. Colindante con la Ermita de Santiago y muy próxima al Palacio-Torre de Espina (declarado BIC en 1994). Objeto de vertidos ilegales procedentes de la construcción y de labores agrícolas, elevado grado de abandono y degradación acrecentado por la aparición de varios focos de especies de plantas invasoras. Sin topográfico y sin delimitación conocida de las lindes.

Esa es, en resumen, la parcela del barrio La Bárcena de Ampuero que la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria puso a disposición de seis equipos de arquitectos e ingenieros para realizar una Rehabilitación Ambiental. Nuestra propuesta fue la ganadora. Vencimos y, ¡se construyó!

Y cuál fue nuestra propuesta…

Ambientalmente, se eliminan las especies invasoras para regenerar un micro bosque y a través de la creación de un recorrido filtrante, sin canalizar, recogemos y dirigimos el agua procedente de los desagües del viaducto a la red de evacuación municipal. En el hábitat creado crecen y se desarrollan diferentes tipos de vegetales, animales y microorganismos adaptados a las condiciones de inundaciones temporales o permanentes. En este ecosistema se desarrollan también determinados procesos físicos y químicos capaces de depurar el agua ya que eliminan grandes cantidades de materia orgánica, sólidos en suspensión, nitrógeno, fósforo e incluso productos tóxicos.

Se generan dos accesos, uno por la calle situada al norte, y otro al sur a través de la Plaza de Santiago.

Al norte se potencia el uso de la Calle de la Mies, que actualmente es una calle poco transitada, sin aceras y sin aparcamientos. Al dar acceso al parque, se generará un flujo más constante tanto de vehículos como de viandantes.

En el acceso sur, eliminamos la parte del muro perimetral correspondiente a la Plaza de Santiago, creando de esta manera una continuidad entre la plaza y el nuevo parque, sirviéndose ambos espacios mutuamente de sus posibilidades y poniendo en valor la Ermita de Santiago, actualmente situada en una calle estrecha y sin mucha visibilidad.

Se interviene en las pilastras existentes con pintura mural, representando un paisaje geométrico, que ayuda a su integración visual y las dota de un carácter único como elemento central de la propuesta. Dejan de ser algo secundario y carente de relevancia.

DETALLES DEL PROYECTO

Rehabilitación ambiental de espacio degradado en Ampuero.
Proyecto y dirección de obra. Coordinación de seguridad y salud
Situación. Ampuero, Cantabria
Superficie. 2.194 m²
Año de construcción. 2018