Buenos días, ayer estuvimos con“Minimal” en el programa Plan B que se emite todos los lunes de 18h a 19 en Arco FM (dial 103.2) haciendo nuestra pequeña aportación arquitectónica.

Aquí un resumen de lo que hablamos! Y para el que sea más de escuchar, aquí el podcast:

https://www.ivoox.com/programa-7-lunes-14-noviembre-2016-audios-mp3_rf_13777075_1.html

 

Aquí el programa!

Hoy vamos a hablar de la “Casa Barragán”, proyecto del arquitecto mexicano Luis Barragán, pero para ello, como siempre, empezamos introduciendo algunos conceptos.

Hoy vamos a hablar de muros y colores

Empecemos por los muros.

La palabra muro proviene del latín murus, que significa pared exterior.

El muro es una edificación o construcción vertical y horizontal que se realiza por lo general como ende divisorio de un territorio, espacio de tierra, o para protección de una construcción en donde su entrada libre puede representar un grave peligro.

El muro también se construye como fortaleza por una guerra o como frontera de un país para fijar su entrada. No obstante también existen muros decorativos y piezas artísticas.

Existen diferentes tipos de muros, como pueden ser:

  • Muro de contención: estructura rígida con la finalidad de detener el paso o flujo de algún tipo de material o elemento de la naturaleza.
  • Muro pantalla: muro de hormigón utilizado en cimentaciones y obra civil.
  • Muro de carga o muro portante, que tiene una función estructural y de soporte.
  • Muro divisorio: muros de diferentes materiales con la finalidad de dividir algún terreno exterior o en lugares interiores para dividir las diferentes habitaciones.

Los muros pueden estar compuestos por muy variados materiales, como pueden ser hormigón, ladrillo, mampostería, bloque… y pueden tener diferentes acabados. Una forma sencilla y común de acabar un muro es revocar y pintar, y aquí es donde viene el dilema. De qué color pinto mi muro?

Hablemos de colores

Existe un libro llamado “Psicología del color” de Eva Heller, en el que en base a un estudio realizado  entre 2000 hombres y mujeres en Alemania se habla de cómo actúan los colores sobre los sentimientos y la razón.

Se basa en los 13 colores psicológicos.

Los teóricos de los colores distinguen entre:

  • colores primarios. Rojo, amarillo, azul.
  • colores secundarios: verde, naranja, violeta.
  • mezclas subordinadas: rosa, gris o marrón.
  • blanco y negro
  • dorado y plateado.

Los efectos que todos y cada uno de ellos provocan son diferentes.

La primera cuestión a la que responden los participantes en el estudio es, cuál es su color favorito.Por goleada con un 45% gana el azul, seguido por el verde y el rojo. Y los perdedores son el marrón con un 20%, el rosa muy cerquita con un 17% y el gris.

¿Por qué a la mayoría de las personas les gusta el azul?

Pues según el estudio es el color de la simpatía, la armonía, la fidelidad, la feminidad y las virtudes espirituales.

El azul es el color de todas las buenas cualidades, de todos los buenos sentimientos que no están dominados por la simple pasión. No hay ningún sentimiento negativo en el que domine el azul.

De hecho, sólo un 2% de las personas estudiadas señalaron el azul como su color menos apreciado.

1-colores-mas-y-menos-apreciados

Colores más y menos apreciados según “Psicología del Color” de Eva Heller

También hay que decir, que existen 111 tonos diferentes de azul, lo cual nos ofrece casi un color para cada tipo de persona.Me han llamado la atención algunos “tonos “ que ni siquiera conocía como pueden ser el:

  • Azul pavo
  • Azul montaña
  • Azul nomeolvides, que toma el nombre de una flor cuya historia viene a contar que un hombre que recogía esas florecillas a la orilla de un río para su amada, cayó al río y, antes de ahogarse, gritó: No me olvides!

De ahí que el azul sea también el color que simbolice la fidelidad.

2-azul-nomeolvides

Azul nomeolvides

¿Por qué a la mayoría de las personas no les gusta el rosa?

Pues el rosa representa lo dulce, lo delicado, lo escandaloso, lo cursi…. Lo frágil, y quizás lo frágil no gusta a la mayoría. No obstante el rosa es, sin ningún género de duda, el color del que nadie puede decir nada malo.

Me gustaría hablaros de la transformación del rosa masculino al rosa femenino a lo largo de la historia.

En tiempos pasados, el rosa era un color masculino, el diario financiero más famoso del mundo, el “Financial Times” se imprime desde 1888 en papel rosado. También la “Gazzeta dello sport” diario deportivo italiano leído casi exclusivamente por hombres.

3-la-gazzeto-dello-sport

La Gazzeto dello sport

La convención tan conocida “rosa para las niñas, azul para los niños” no siempre ha sido así. Hasta 1920 los niños vestían totalmente de blanco, y si llevaban lazos, estos eran rojos porque protegían contra el mal de ojo. La moda del rosa para las niñas y el azul para los niños nació alrededor de 1920, y contradice totalmente nuestro simbolismo histórico, para el cual el rojo es masculino y el rosa, el pequeño rojo, es color de los niños varones pequeños.

Por eso, en los cuadros antiguos, el niño Jesús vestía de rosa, y la virgen María de azul, el color de la feminidad.

O por eso, cuando vemos en pinturas del Barroco pequeñas criaturas vestidas de pies a cabeza de color rosa y portando un yelmo y una espada a la cintura, pensamos que son niñas a las que se ha educado de manera masculina, pero no, son príncipes caracterizados mediante el rosa como futuros gobernantes.

La explicación estadounidense de el por qué de estos dos colores es muy graciosa: Cuando la cigüeña trae a los niñas al aterrizar las coloca sobre capuyos de rosas y a los niños sobre repollos azulados.

Hacia 1980 empezó a desaparecer esta moda, y hoy en día el uso de los colores ligados al sexo en los bebés se ve como una costumbre de un pasado gris.

Decir también que nos encontramos con 50 tonos de rosa, de los cual destaco el:

  • Rosa lechón
  • Rosa oreja
  • Rosa jamón

Y por qué me he centrado tanto en el rosa? Pues para introduciros a Luis Barragán, uno de los arquitectos mexicanos más importantes conocido por crear un expresivo estilo moderno, que vivió entre 1902 y 1988  y fue ganador de un premio Pritzer en 1980.

Con una sencilla búsqueda en las imágenes de google, nos damos cuenta de que su obras es, fundamentalmente, rosa.

4-busqueda-google-luis-barragan

Búsqueda en Google: Luis Barragán

No sé si utilizaría el rosa por su condición católica, porque es el color de la cortesía, de las ilusiones y los milagros o para mostrar sus masculinidad o su feminidad… lo que sí sé, es que este es el color que le representa.

Una parte crucial de su biografía fue el largo viaje que realizo a Europa, concretamente a España y Marruecos entre 1925 y 1926. Impresionado por la influencia musulmana, y en concreto, quedó fascinado por la presencia de tanto color y agua en la arquitectura española. Queda deslumbrado con los interiores mediterráneos, las casas diseñadas hacia dentro, con esos preciosos patios interiores, los juegos de la luz y la integración de la arquitectura con el paisaje.

Por otro lado estaba muy influenciado por la arquitectura rural mexicana, la cual vivió intensamente durante su infancia, una arquitectura llena de penumbras, muros altos y paredes encaladas que lo influenciaría también en el que sería su personal estilo en el futuro.

A lo largo de su trayectoria proyectó grandes obras como:

  • La cuadra de San Cristobal

5-cuadra-de-san-cristobal

  • La Casa Giraldi

6-casa-gilardi

  • O su propia Casa-Estudio, en la que nos vamos a centrar un poco más.

7-casa-estudio-luis-barragan

La casa Estudio de Luis Barragán (1948) está ubicada en Ciudad de México. Fue la residencia y espacio creativo del arquitecto y En 2004 fue reconocida como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Se trata del único inmueble individual en América Latina que ha logrado tal distinción, debido a que –como afirma la propia UNESCO en su declaratoria–

“es una obra maestra dentro del desarrollo del movimiento moderno, que integra en una nueva síntesis elementos tradicionales y vernáculos, así como diversas corrientes filosóficas y artísticas de todos los tiempos”.

Hoy en día está convertida en museo y conservada con fidelidad tal y como Barragán la dejó. Es uno de los lugares más visitados de México. Barragán estaba interesado en la artesanía local, así como en el modernismo europeo, la iconografía cristiana, y los iconos del pop, incluso, fascinado por la pareja David Bowie, Iman, cuya foto enmarcada descansa sobre un aparador en su dormitorio.

Está claro que dentro de sus muros vivió un ser humano brillante, muy complejo y con muchas cosas que decir.

8-casa-estudio-luis-barragan-2

9-casa-estudio-luis-barragan-3

10-casa-estudio-luis-barragan-4

La elección de una pequeña calle en el antiguo barrio de Tacubaya es, por sí misma, una de las primeras declaraciones en el manifiesto de esta obra.

Hablamos de un barrio popular que, a pesar de las presiones del desarrollo urbano, lucha hoy por conservar algo de su carácter singular.

El barrio estaba constituido por modestas casas de pequeña escala y por la tipología tradicional de la vivienda popular colectiva en la ciudad de México: la vecindad. Complementan este contexto la cercanía de los talleres de oficios, las distribuidoras de materiales de construcción y las fondas.

La fachada principal de la casa se alinea con la calle obedeciendo al gesto de las demás construcciones y se presenta como una frontera masiva de aberturas dosificadas. De expresión austera, casi inacabada, podría pasar inadvertida de no ser porque su escala contrasta con las construcciones del barrio.

11-casa-estudio-luis-barragan-4-fachada-principal

Fachada principal Casa-Estudio Luis Barragán

Se anuncia así la vivienda de un artista que, al mismo tiempo, se confiesa con una vocación introspectiva, íntima y, por sus materiales y acabados, paradójicamente humilde e intencionalmente anónima.

Diseñada abierta hacia el cielo, concebida como un espacio donde sentir, donde encontrarse. Para Luis Barragán los hogares son como refugios, por eso destaca el muro macizo, con ventanales estratégicamente situados e interiores muy sobrios, iluminados a través de patios interiores.

Gracias a estos ventanales y ambientes crea unos juegos de luz y de color impactantes, realizando espectaculares geometrías de luz y color.

Para manipular la luz dentro de los espacios interiores, Barragán experimentó mucho con la configuración de los huecos y ventanas. La luz que penetra a través de las ventanas modifica las tonalidades del conjunto de elementos, por lo que el arquitecto solía elegir los colores cuando el espacio ya estaba construido, lo había visitado a diferentes horas del día y había observado la incidencia de la luz en el lugar. El mismo Barragán comentaba:

 

“el color es un complemento de la arquitectura, sirve para ensanchar o achicar un espacio.

También es útil para añadir ese toque de magia que necesita un sitio.

Uso el color, pero cuando diseño, no pienso en él.”

La entrada de la vivienda, de tamaño reducido, crea un filtro entre fachada e interior.

Así como la fachada principal que da a la calle se concibe como algo totalmente hermético, la fachada interior que da al patio se concibe como un espacio totalmente abierto en relación con el exterior. Es un mecanismo de diálogo de la casa con el jardín.

En la terraza vemos la característica configuración de muros con los que Barragán juega en los espacios exteriores. Estos muros se convierten en un laboratorio cromático con los que proyecta evocadoras luces y sombras. La terraza se cierra en torno a estos elevados muros negando la vista al jardín, ella es un jardín en si misma.

 

12-casa-estudio-luis-barragan-plano-planta-baja

Planta baja

 13-casa-estudio-luis-barragan-plano-planta-primera

Planta primera

14-casa-estudio-luis-barragan-plano-planta-segunda

  Planta segunda                                                                                                  

 

Y concluimos el análisis de hoy con un fragmento del discurso de Luis Barragán cuando recogió su premio Pritzer que cito textualmente:

 

15-luis-barragan

 

“Me he dedicado a la arquitectura como un acto sublime de la imaginación poética.

En mí se premia a todo aquel que persigue la poesía y la belleza”